Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Tu ruta es mi ruta: Argentina, del "continente blanco" a los valles y quebradas del norte

"La Ruta Natural" busca potenciar los destinos de naturaleza. Un detalle de los 17 grandes circuitos que recorren todo el país. 

Por Redacción Voy de viaje.

Es una realidad, desde que el proyecto fue publicado en el Boletín Oficial: nació La Ruta Natural, con el fin de promover el segmento a través de circuitos por todo el país.

El objetivo de su creación es "invitar a los viajeros y viajeras a descubrir la enorme variedad de destinos, circuitos, atractivos y experiencias asociadas al turismo de naturaleza que ofrece nuestro país y que lo convierten en un destino único a nivel mundial".

Algunos son los clásicos destinos argentinos, como las Cataratas del Iguazú, el glaciar Perito Moreno de El Calafate, pero hay otros menos populares que cuentan con hermosos paisajes, gran biodiversidad, parques nacionales, y espectáculos naturales únicos.

La Ruta Natural propone recorrer el país siguiendo una serie de grandes rutas y circuitos de turismo de naturaleza, que celebran la identidad natural de cada región y que ayudan a organizar la oferta turística con herramientas claras y atractivas.

"Busca entrelazar las experiencias en la naturaleza con los atractivos culturales, históricos, recreativos o gastronómicos de cada región, enriqueciendo los viajes, potenciando circuitos, aumentando la permanencia de los viajeros y ayudando a generar alternativas de desarrollo para diferentes territorios y comunidades de todo el país", aseguran.

Las 17 grandes rutas territoriales

Ruta de la Selva Misionera: tiene a las Cataratas del Iguazú como principal destino consolidado, cuenta con muchos otros recorridos y atractivos espectaculares aunque menos conocidos, ideales para los viajeros interesados en vivir experiencias únicas en contacto con la naturaleza.

Ruta del Delta (Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe): Muy cerca de Buenos Aires, Rosario, San Pedro, San Nicolás, Zárate y otras grandes ciudades, el delta del Paraná invita a reconectar con la naturaleza. Ideal para ir a pasar el día, hacer una escapada o disfrutar más días realizando actividades y deportes náuticos, descansando y visitando reservas naturales y Parques Nacionales como Ciervo de los Pantanos y Predelta (como todos los Parques Nacionales que se encuentran en proceso de reapertura, chequeá que estén operativos antes de realizar la visita).

Ruta del Iberá (Corrientes): Esta ruta invita a descubrir los increíbles Esteros del Iberá. Destino imperdible para ecoturismo, observación de fauna y descanso en ambientes 100 por ciento naturales. Aquí encontras uno de los grandes humedales del planeta, ideal para vivir encuentros cercanos con animales (ciervo de los pantanos, corzuela, yacaré, carpincho, mono carayá) y un gran número de aves. La experiencia se enriquece con la cultura, tradiciones y gastronomía locales.

Ruta de los Valles, Quebradas y Yungas (Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca): Una región de contrastes, gran biodiversidad y riqueza cultural ancestral. Una geografía cambiante donde se mezclan naturaleza, aventura, tradición y gastronomía. Paisajes espectaculares, rutas escénicas, senderos, alojamientos de todo tipo, áreas naturales protegidas no tan conocidas pero listas para ser descubiertas, como los parques nacionales Los Cardones (Salta), Calilegua (Jujuy) y Aconquija (Tucumán), otros más agrestes como Baritú y El Rey (Salta), así como numerosas reservas que invitan a combinar trekking, cicloturismo, safaris fotográficos, turismo astronómico, turismo aventura, observación de aves y fauna en general con gastronomía, bodegas, cultura e historia.

Ruta del Gran Chaco (Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Santa Fe, Tucuman y Salta): Aquí se pueden vivir experiencias únicas en la naturaleza subtropical del Gran Chaco, sobre todo para quienes busquen aventuras, lugares agrestes, encuentros con fauna silvestre y amantes de la observación de aves. Los imperdibles son Bañado La Estrella, Reserva Natural Formosa, PN Chaco, Parques Provinciales Loro Hablador, Pampa del Indio y Campo del Cielo (un lugar único para ver meteoritos, cuenta con infraestructura y centro de interpretación), a futuro el PN El Impenetrable (Chaco) y PN Copo (Santiago del Estero), PN El Rey (Salta).

Ruta del Litoral y los Grandes Ríos (Entre Ríos, Corrientes, Formosa, Chaco y Santa Fe): Enmarcado por el Paraná, el Uruguay, el Gualeguay, el Paraguay y muchos otros ríos y arroyos, el litoral es uno de los principales destinos de verano e invita a descansar en sus playas y bancos de arena, disfrutar de sus balnearios, practicar deportes y actividades náuticas, hacer ecoturismo en el Parque Nacional El Palmar (Entre Ríos) o en sus numerosas reservas naturales como Jaaukaingás (Santa Fé), Isla del Cerrito (Chaco) o Laguna Oca (Formosa) entre muchas otras, observar aves y fauna en general, hacer safaris fotográficos, practicar cicloturismo, turismo rural o simplemente descansar al abrazo de los grandes ríos.

Ruta de la Puna (Salta, Jujuy y Catamarca): Una ruta para intrépidos y aventureros, que requiere de guías experimentados y cierta preparación física, de equipamiento y transporte, pero que invita a descubrir algunos de los paisajes más espectaculares de Sudamérica. Como el monumento Natural Laguna de los Pozuelos, las Salinas Grandes en Jujuy, formaciones inesperadas como el Cono de Arita, el Desierto del Diablo (Tolar Grande), Salares de Arizaro y Pocitos en Salta, y del Hombre Muerto, salar de Antofalla o el magnífico Campo de Piedra Pómez en Catamarca.

Ruta de la Llanuras y la Costa Atlántica (Buenos Aires y La Pampa): Esta ruta conecta los atractivos naturales de la región pampeana y de la costa atlántica, que se complementan con el turismo rural, la observación de aves, las cabalgatas, la pesca, y con la oferta de destinos habituales de sol y playa. Incluye circuitos y experiencias que van de las sierras bonaerenses o el caldenal en La Pampa, hasta los médanos y acantilados agrestes sobre el mar y las lagunas bonaerenses.

Ruta de la Patagonia Andina (Neuquén, Río Negro, Chubut): El bosque andino patagónico ofrece infinitos senderos para recorrer y nuevos lugares por descubrir. Ríos y lagos turquesas, cascadas escondidas, montañas nevadas y glaciares, forman parte del paisaje que protegen distintos parques nacionales, entre especies emblemáticas como pehuenes, arrayanes y alerces milenarios. La ruta 40 articula recorridos que atraviesan las tres provincias y al menos cinco parques nacionales. Variada oferta de alojamientos, desde campings públicos a glampings, hosterías y resorts de lujo.

Ruta de los Desiertos y Volcanes (Neuquén, La Pampa, Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca): Recorre algunos de los paisajes más llamativos en formas, colores y relieves de Argentina. Incluye parques nacionales, un patrimonio mundial y la emblemática ruta 40, con escenarios que parecen salidos de una película. Entre los imperdibles de la ruta estan el Parque Nacional Talampaya (La Rioja) y Parque Provincial Ischigualasto (San Juan - Patrimonio Mundial - UNESCO, con restos arqueológicos y paleontológicos).

Ruta de la Estepa (La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut y Santa Cruz): La inmensa meseta patagónica fue testigo de gigantes dinosaurios y hoy es el reino del viento, donde los guanacos corren libres entre una vegetación achaparrada y ríos que se abren paso hasta llegar al mar. Esta ruta invita a conectar el litoral atlántico con los Andes y llegar a ellos para ver una majestuosa puesta de sol.

Ruta de los Altos Andes (Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca y Salta): Una ruta para distintos segmentos de demanda según sus circuitos y experiencias: Uno, destinado a escaladores y andinistas profesionales. Otro, destinado a público amplio, ávido de vivir aventuras, cabalgatas y trekkings de baja o mediana exigencia a través de paisajes y lugares imponentes a lo largo de la Cordillera de los Andes. Se complementa con las rutas del vino, termas naturales y ciudades oasis. En algunos casos, oferta de deportes o esquí.

Ruta de la Patagonia Austral (Santa Cruz): Tierra de glaciares, campos de hielo y cumbres que desafían a intrépidos escaladores. Los Andes salpicados por lagos de aguas verdosas se encuentran con la estepa patagónica y cañadones que esconden vestigios de nuestros antecesores. En esta ruta está el Parque Nacional Los Glaciares, el Patagonia, el Perito Moreno, las Cueva de las Manos (Patrimonio Mundial - UNESCO), Monte Fitz Roy en El Chaltén, capital nacional del trekking.

Ruta del Fin del Mundo (Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur): Más allá de Ushuaia, esta ruta invita a recorrer toda la isla grande de la Tierra del Fuego para disfrutar de sus increíbles atractivos naturales. Desde el norte, siguiendo el escénico recorrido de la RN 3,  se puede recorrer la estepa, cruzar la Cordillera de los Andes y alcanzar el mítico Canal Beagle. Además del increíble Parque Nacional Tierra del Fuego, es posible visitar reservas provinciales como Costa Atlántica y Corazón de la Isla, navegar por el canal Beagle, practicar buceo, kayak, mountain bike, recorrer senderos de corto y largo recorrido, hacer montañismo, esquí, snowboard, cabalgatas y visitar estancias y pueblos tradicionales que se destacan por su gastronomía, como Puerto Almanza.

Ruta de las Sierras Centrales (San Luis y Córdoba): Más allá de las ciudades turísticas enclavadas en las sierras y de los balnearios más tradicionales, esta ruta invita a conocer la naturaleza a través de las áreas naturales protegidas, parques nacionales y circuitos que deslumbran con su belleza y paisajes silvestres. Como el circuito de sierras grandes y sierras chicas, valles de Traslasierra, Punilla, Paravachasca, Calamuchita, laguna de Mar Chiquita (o Mar de Ansenuza) en el noreste cordobés. PN Quebrada del Condorito (Córdoba). PN Sierra de las Quijadas, norte puntano, costa de los comechingones (incluyendo Villa de Merlo) en San Luis.

Ruta del Mar Patagónico (Río Negro, Chubut y Santa Cruz): El horizonte se hace infinito entre el mar y la estepa y se extiende por más de mil kilómetros a ambos lados de la RN 3. Atraviesa penínsulas, golfos y bahías visitadas por ballenas, delfines y toninas, lobos marinos y pingüinos, entre un gran número de aves playeras. Las actividades son múltiples, como la observación de fauna terrestre y marina, navegación con avistaje de ballenas, toninas y delfines, visita a colonias de pingüinos magallánicos y penacho amarillo, lobos y elefantes marinos, observación de aves. Otras actividades acuáticas como kayak, snorkel con lobos marinos o buceo en el Parque Subacuático

Ruta del Continente Blanco (Antártida): Una ruta que inicia en Tierra del Fuego, el territorio más cercano a la Antártida, y que se abre hacia un destino casi inexplorado.

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.